Ribosa

Seguramente has escuchado hablar o has leído sobre los monosacáridos, pero no sabes qué relación tiene con la ribosa, un compuesto también presente en nuestro organismo y muy importante para el Ácido Ribonucleico (ARN).

1. Qué es la ribosa

La ribosa es un compuesto de 5 átomos de carbono entrelazados entre sí formando un monosacárido más complejo, perteneciendo así al grupo de las pentosas.

La ribosa es sumamente importante en nuestro organismo al ser un componente de la conocida adenosintrifosfato o trifosfato de adenosina (ATP), moléculas diminutas pero a la vez muy complejas que aportan pequeñas cantidades de energía en lugares muy específicos de las células de nuestro cuerpo a fin de producir reacciones necesarias. Estas moléculas de ATP se producen en la mitocondria.

formula ribosa

Además, más interesante aún resulta el hecho de que la ribosa también está presente en el ácido ribonucleico (ARN), otra molécula sumamente importante en los seres vivos. El ARN actúa en conjunto con otras moléculas importantes como el ADN y las proteínas, y es indispensable en el organismo para que las células sobrevivan.

2. Fórmula de la ribosa

La fórmula química de la ribosa es C5H10O5, lo cual quiere decir que está compuesto por 5 átomos de carbono, 10 átomos de hidrógeno y 5 átomos de oxígeno. Esto logra una masa molecular de 150,13 g/mol.

3. Alimentos con ribosa

Hemos mencionado que la ribosa es un monosacárido más complejo por estar compuesto por 5 átomos de carbono, lo cual nos dice que este compuesto no está presente como tal en nuestros alimentos, pero sí podemos decir que hay constituyentes de la ribosa en distintos alimentos que consumimos.

Entre estos alimentos podemos mencionar la carne, como el hígado de res, el cual es uno de los que más contiene riboflavina, pollo o el lomo de cerdo. Entre los vegetales que contienen riboflavina podemos mencionar a la espinaca, el brócoli, los champiñones, los espárragos y frutos secos como almendra.

Entre productos lácteos podemos destacar la leche no pasteurizada, huevos, yogurt, queso. También los pescados y mariscos contienen riboflavina, tales como el salmón, la almeja y la caballa. Además, carbohidratos como la pasta y el pan contienen ciertas cantidades considerables de riboflavina.

Por lo tanto, la ribosa es un compuesto importantísimo en nuestro organismo y lo mejor de todo es que es producido por nuestro cuerpo, siendo sintetizado desde la glucosa que consumimos en muchos alimentos, contribuyendo a la energía.

4. Datos Técnicos

Fórmula: C5H10O5
Masa molar: 150,13 g/mol
Denominación de la IUPAC: D-Ribose
Punto de fusión: 95 °C
Densidad: 800 kg/m³
Soluble en: Agua

Artículos relacionados

Fuentes:

Deja un comentario

Send this to a friend